Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra política de cookies.

restauración

ficha técnica

REFERENCIA CIENCIA / Hª / DICCIONARIOS
APUNTES PARA SIEMPRE
APUNTES PARA SIEMPRE
(edición digital)
2016
978-958-8912-81-3
AGUILAR
Epublication content package
Español
8,99
(IVA inc)*
  • Ver dispositivos compatibles
  • ¿Es la primera vez que compras un eBook? Clica aquí

Permisos sobre el eBook

Imprimible: Prohibido.
Copiar/pegar: Prohibido.
Compartir: 6 dispositivos permitidos.

DRM o protección anticopia (para saber qué es clique aquí)

Si

sinopsis

En este libro citamos la importancia de un hombre que no se amedrentó ante las amenazas y prefirió enfrentarlas antes de ver a un país derrotado por los poderosos capos de la cocaína.

Su permanente lucha para que los grandes capos fueran extraditados, por alejar el poder del dinero ilícito permeara la sociedad y por evitar que Colombia se convirtiera en un Estado narcotraficante, fue a la vez su estandarte y su condena a pena de muerte por parte de Pablo Escobar.

A través las columnas sobre estos tres temas, Guillermo Cano nos
recuerda cómo por medio de sus palabras y sus escritos luchó por un país mejor. Y nos da cuenta de cómo 30 años atrás soñaba con un país en paz, donde no se violara el Derecho Internacional Humanitario y hubiera una salida negociada al conflicto.

Son tres décadas en ausencia de uno de los periodistas más serios y agudos de que haya habido razón del siglo XX en Colombia.

Biografía del autor

Nació en Bogotá el 12 de agosto de 1925, en el hogar de Gabriel Cano Villegas y Luz Isaza Restrepo. Cursó estudios en el Gimnasio Moderno de Bogotá y se vinculó al diario El Espectador en 1944 una vez obtuvo su grado de bachiller. De los talleres del diario en los que aprendió los oficios del mundo periodístico, pasó a debutar como reportero y cronista taurino, deportivo, hípico, cultural y político.

En 1948 se hizo cargo del Dominical de El Espectador y el 17 de septiembre de 1952 asumió la dirección del diario de su familia. Se casó con Ana María Busquets en 1953, formando un hogar ejemplar con sus cinco hijos. Maestro de varias generaciones de periodistas, referente de la ética y del valor, dedicó 42 años de su vida exclusivamente al ejercicio de presentarles a sus lectores la mejor versión posible de lo que sucedía en su país y en el mundo.

Como cronista y reportero dejó huella por el enfoque humano y el juego creativo de su escritura, y como periodista de opinión y editorialista se reconoce su independencia, carácter y valentía al expresar sus ideas y al interpretar los acontecimientos. Fue Premio Nacional de Periodismo CPB en la modalidad de prensa, por su columna dominical «Libreta de apuntes».

El 17 de diciembre de 1986, cuando salía de la sede del diario, sicarios contratados por las mafias del narcotráfico
silenciaron su voz.


*Todos nuestros productos incluyen el IVA, ampliar información


comentarios de los usuarios/usuarias