Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra política de cookies.

restauración

ficha técnica

NARRATIVA ANGLOSAJONA
EL ELEMENTO TIEMPO
EL ELEMENTO TIEMPO
(edición digital)
2014
112
978-1-4633-7965-0
Epublication content package
Español
4,24
(IVA inc)*
  • comprar ahora

    tu libro al instante

  • Ver dispositivos compatibles
  • ¿Es la primera vez que compras un eBook? Clica aquí

Permisos sobre el eBook

Copiar/pegar: Prohibido.
Imprimible: Prohibido.

DRM o protección anticopia (para saber qué es clique aquí)

Si

sinopsis

La vida es el regalo más preciado para el ser humano. Representa un sinfín de oportunidades y la mejor manera de aprovecharlas es vivirlas. En la dimensión de las cosas físicas, todo está en continuo movimiento, la rueda de la creación late a un ritmo increíblemente preciso generando formas de vida sensible que se nutren de los cuatro elementos básicos que son la manifestación visible de la fuente de vida vivificante a quien llamamos Dios. Nuestra existencia se desarrolla en condiciones sujetas a cambios naturales continuos que se originan en la eternidad y retornan a ella al concluir su manifestación visible; a la percepción de ese ciclo de ciclos se le denomina tiempo. Toda la creación, a excepción del ser humano, no tiene conciencia del tiempo, por lo tanto no viven de prisa, no añoran ni anhelan, solo existen. En cambio, los seres humanos gozamos de conciencia y de libre albedrío que nos permite elegir por raciocinio y no solo por instinto. La lógica nos dice que para aprovechar al máximo algo tenemos que saber cómo funciona, así que para aprovechar nuestra vida tenemos que conocer la naturaleza que la origina y la sustenta. No somos un accidente biológico, no somos producto de la casualidad. El universo está sujeto a leyes naturales perfectamente previsibles y la ignorancia o rechazo de las mismas por nuestra parte, nos aísla de los beneficios que producen. Vivir a destiempo es perder el ritmo y eso nos convierte en entes radicales nocivos. En cambio, vivir en armonía es tomar conciencia de integración, es aportar, es construir. En resumen, es: amar. Nuestro personaje ficticio, nos muestra la eficacia de algunas leyes naturales, que si bien, sus efectos se pueden verificar en la dimensión de las cosas físicas, en realidad tienen su origen en la esencia espiritual. Así que, la aceptación de las mismas nos conduce de triunfo en triunfo en esta vida, y al final, que es también un nuevo principio, el alma se fusiona a la fuente inclusiva. En caso contrario, quienes vivieren esta experiencia humana como destructores, oponiéndonos a las leyes eternas, o peor aún, utilizando sus capacidades con propósitos egoístas, irremisiblemente, sus tendencias perniciosas los alejarían del Gran Constructor, para, al final de su existencia, integrarse a la energía destructiva, la cual como tuvo un principio, también tendrá un fin. José nos dice que se puede alcanzar la sabiduría aun habiendo nacido en la ignorancia, que la libertad es un proceso gradual y continuo, pero condicionado a la aceptación, que los humanos somos una gran familia aun sin conocernos, que la felicidad es una decisión y no una condición. También nos dice que el verdadero hogar es el resultado del amor que prodigas y no del falso concepto de derecho. Que la experiencia humana puede ser, sencillamente, maravillosa. José Naranjo.


*Todos nuestros productos incluyen el IVA, ampliar información


comentarios de los usuarios/usuarias