Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra política de cookies.

restauración

ficha técnica

LA VIDA DESPUÉS DEL ABORTO
LA VIDA DESPUÉS DEL ABORTO
(edición digital)
2014
978-987-711-156-9
Epublication content package
Español
3,40
(IVA inc)*
  • comprar ahora

    tu libro al instante

  • Ver dispositivos compatibles
  • ¿Es la primera vez que compras un eBook? Clica aquí

Permisos sobre el eBook

Compartir: 6 dispositivos permitidos.
10% permitido.

DRM o protección anticopia (para saber qué es clique aquí)

Si

sinopsis

Lo primero que quiero decir es que soy un enamorado de la vida.La vida en sí misma es un milagro de tan grandes dimensiones que no tiene punto de comparación a ninguna otra cosa que ocurra en el Universo.La tierra es lo más raro que tiene en el Universo, justamente porque aquí existe vida.Los científicos siguen esforzándose por encontrar vida fuera de nuestro planeta, hasta ahora la búsqueda ha sido infructuosa; la vida es un signo distintivo de la Tierra.La vida bulle, se abre paso, regenera sus atributos y se adapta a las condiciones más hostiles. Empuja para aparecer, rompe los límites que el hombre o la misma naturaleza le imponen; siempre se sale con la suya.Nadie ha podido silenciarla o suprimirla definitivamente.En Hiroshima y Nagasaki, donde cayeron las bombas atómicas y en Chernobyl, luego del accidente nuclear, cuando las condiciones se hicieron pésimas para la existencia, en los lugares con mayor radiactividad la vida se las ingenió para recapturar esos territorios y poblarlos nuevamente de seres, diversos seres.¿Por qué los hombres y las mujeres queremos hacer algo contrario a este proceso incontenible que desarrolla la vida en el vientre materno?¿Por qué nos creemos autorizados a destruir lo que la naturaleza gesta, prepara, madura y puja para que nazca?Una célula humana fecundada tiene características de vida única, es diferente a cualquier otra célula. Un óvulo fecundado por un espermatozoide, por pequeño e insignificante que parezca, ya pertenece a nuestra especie, tiene vida humana, presentaremos la comprobación científica de esto en este texto.Aceptar el aborto no puede tener otra explicación que el desprecio a la vida.No voy a preguntar si alguien tiene derecho a interrumpir arbitrariamente la vida. No es el objetivo de este libro, ya se ha escrito mucho sobre el tema; de todos modos se trataría del ?derecho? de quienes rodean a ese nuevo ser y desconoceríamos de plano el derecho de quien va a nacer, el ser más frágil y desprotegido en esta situación. Si nos permitimos aceptar que alguien tiene ?derecho? sobre la vida de otros seres humanos sería ridículo que nos horroricemos de las prácticas del doctor Mengele en la Alemania nazi.La vida de la madre (y de quienes la asisten) continúa después del aborto. Esa mujer sigue su vida, modificada por una experiencia traumática, que no podrá borrar de su registro personal y ésta es la problemática que esconden necesariamente los abortistas. No pueden decir nada favorable acerca de cómo continúa la vida de una madre que ha interrumpido arbitrariamente el proceso natural de la vida dentro de sí.


*Todos nuestros productos incluyen el IVA, ampliar información


comentarios de los usuarios/usuarias