"Esta web utiliza cookies para facilitar la navegación por ella y para realizar análisis de su uso, incluida la elaboración de perfiles de navegación con fines publicitarios. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación. Para obtener información detallada sobre las cookies que utilizamos, incluyendo cómo configurar su navegador para rechazarlas, pulse aquí."

restauración

ficha técnica

HISTORIA. HISTORIAS GENER / DICCIONARIOS /MANUALES
POR LAS SENDAS DEL UBÉRRIMO
POR LAS SENDAS DEL UBÉRRIMO
(edición digital)
2017
978-958-8850-06-1
TEMAS DE ACTUALIDAD
Epublication content package
Español
8,99
(IVA inc)*
  • Ver dispositivos compatibles
  • ¿Es la primera vez que compras un eBook? Clica aquí

Permisos sobre el eBook

Imprimible: Prohibido.
Copiar/pegar: Prohibido.
Compartir: 6 dispositivos permitidos.

DRM o protección anticopia (para saber qué es clique aquí)

Si

sinopsis

Un valiente libro que expone alguna de las problemáticas del país.


Por las sendas de El Ubérrimo, es un texto valiente, rigurosamente documentado, que renueva la información sobre algunos temas que han marcado la compleja historia de Colombia en las últimas décadas: paramilitarismo, desalojo violento de tierras y usurpación del poder para beneficios particulares.

Biografía del autor

Iván Cepeda Castro (Bogotá, 24 de octubre de 1962) es un político y defensor de derechos humanos colombiano, filósofo de profesión. Se desempeñó como representante a la Cámara entre 2010 y 2014, actualmente es senador por el Polo Democrático Alternativo. Es el vocero oficial del Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado (MOVICE), organización nacida en 2003 con el fin de agrupar a los familiares de víctimas de crímenes de lesa humanidad y las organizaciones que trabajan por los derechos humanos. Su labor en el campo de los derechos humanos le hizo merecedor del Premio Medalla de la Libertad Roger Baldwin en 2007. Es el hijo mayor de la activista sincelejana Yira Castro y del dirigente del Partido Comunista Colombiano y congresista por la Unión Patriótica, Manuel Cepeda Vargas, quien fue asesinado en las calles de Bogotá el 9 de agosto de 1994 en el marco de los ataques de paramilitares contra el partido Unión Patriótica, en los cuales dos candidatos presidenciales, 8 congresistas, 13 diputados, 70 concejales, 11 alcaldes y miles de sus militantes fueron asesinados. Es sobrino de Saúl Castro quién fue condenado por la justicia colombiana por corrupción. En 1965, cuando Iván tenía 3 años de edad, su familia fue forzada al exilio, se dirigieron hacia Praga, Checoslovaquia; en 1968 cuando las tropas del Pacto de Varsovia invadieron Checoslovaquia la familia migró hacia La Habana, Cuba. Regresaron al país en 1970. Los inicios de Iván Cepeda como activista por los derechos humanos se remontan al año en que fue asesinado su padre; sin embargo antes había militado en organizaciones políticas como la Juventud Comunista Colombiana (JUCO), a la que se vinculó cuando tenía 13 años. A los 19 años migró a Sofía, Bulgaria, donde estudió filosofía en la Universidad San Clemente de Ohrid de Sofía. Regresó al país en 1987, siendo consciente de las limitaciones del modelo soviético, al que criticaba por su autoritarismo, se acercó a la candidatura de Bernardo Jaramillo Ossa, que representaba una nueva izquierda distante del socialismo soviético y crítica de las prácticas de la guerrilla, sin embargo sus expectativas se vieron frustradas en 1990 con el asesinato de Jaramillo Ossa. Cepeda se distanció del Partido Comunista Colombiano en el que militó en su adolescencia y desde 1990 se acercó al movimiento político Alianza Democrática M-19 surgido luego de la legalización del M-19. Esta nueva afiliación de Iván provocó un distanciamiento con su padre, quien siguió militando en la Unión Patriótica y el Partido Comunista. Este distanciamiento no impidió que Cepeda se empeñara en investigar la muerte de su padre ocurrida en 1994; el día siguiente al magnicidio creó junto con su esposa, Claudia Girón, la Fundación Manuel Cepeda para esclarecer el crimen. En su trabajo como activista, constituyó el Movimiento Nacional por las Víctimas, conformado por 17 organizaciones que buscaban aclarar crímenes ocurridos en las décadas de 1980 y 1990. A raíz de estas acciones Cepeda fue víctima de nuevas amenazas en su contra y se exilió en Francia desde el año 2000, allí recibió el título de Magíster en Derechos Humanos de la Universidad de Lyon; regresó a Colombia en el año 2003 para reemprender su tarea en defensa de las víctimas de los paramilitares y de miembros del Estado. En 2003, junto a otros líderes de derechos humanos, contribuyó a la creación del Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado, MOVICE, que reúne a víctimas del terrorismo de Estado a fin de descubrir, denunciar y erradicar las prácticas criminales del Estado colombiano. Desde este movimiento Cepeda promovió la marcha conocida como "Homenaje a las víctimas del paramilitarismo, la parapolítica y los crímenes de Estado" que se realizó el 6 de marzo de 2008. A raíz de esta actividad Cepeda adquirió gran visibilidad pública y debido a sus posiciones críticas al gobierno de Álvaro Uribe, que plasmó en su libro A las puertas de El Ubérrimo en coautoría con Jorge Rojas, ha protagonizado varias polémicas con funcionarios de dicha administración y con el propio expresidente.

| Alirio Uribe Muñoz##


*Todos nuestros productos incluyen el IVA, ampliar información


comentarios de los usuarios/usuarias