Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra política de cookies.

restauración

ficha técnica

HISTORIA. HISTORIAS GENER / DICCIONARIOS /MANUALES
RETÓRICA CRISTIANA
RETÓRICA CRISTIANA
(edición digital)
2013
834
978-607-16-1384-4
BIBLIOTECA AMERICANA
Epublication content package
Español
53,80
(IVA inc)*
  • Ver dispositivos compatibles
  • ¿Es la primera vez que compras un eBook? Clica aquí

Permisos sobre el eBook

Imprimible: Prohibido.
Copiar/pegar: Prohibido.
Compartir: 6 dispositivos permitidos.

DRM o protección anticopia (para saber qué es clique aquí)

Si

sinopsis

Documento de incuestionable valor, la Retórica cristiana fue portadora de un mensaje trascendental para el hombre europeo: el mensaje americano, que años antes habían hecho resonar Vasco de Quiroga, Las Casas y otros, un mensaje pregonado por la voz de un hombre nacido en el continente. La presente edición es una traducción directa del latín a cargo de un conjunto de especialistas dirigidos por Tarsicio Herrera Zapién.

Biografía del autor

Fray Diego Valadés fue el primer mexicano que logró publicar un libro en Europa, la Retórica cristiana. Editada en Perusa, Italia, el año de 1579, tras una larga serie de obstáculos que el fraile franciscano supo librar, esta obra no ha perdido su valor tras cuatro siglos de historia; por el contrario, la figura de Valadés y su Retórica alcanzan una proyección de proporciones insospechadas. Fray Diego Valadés nació en Tlaxcala en 1533, al parecer hijo de una madre indígena y del conquistador Diego Valadés. Su origen mestizo, casi con certeza escondido por él mismo para evitar dificultades en su vida tanto en Europa como en la Nueva España, se deja entrever en las páginas de su obra, impulsadas por una profunda simpatía hacia los indígenas. Fray Diego Valadés ingresó en la Orden Franciscana alrededor de 1548; en 1555 fue investido como sacerdote y en 1575, mientras se encontraba en Roma asistiendo al Capítulo General de su Orden, fue nombrado por unanimidad procurador general de los franciscanos, cargo que debió abandonar en 1577 por presiones del rey Felipe II. Aun antes de su investidura sacerdotal, Valadés ya se había dedicado a la acción apostólica. Justamente para poder cumplir esta labor aprendió el náhuatl, el otomí y el tarasco, lenguas que utilizó para trabajar con los indígenas del centro de México.


*Todos nuestros productos incluyen el IVA, ampliar información


comentarios de los usuarios/usuarias