"Esta web utiliza cookies para facilitar la navegación por ella y para realizar análisis de su uso, incluida la elaboración de perfiles de navegación con fines publicitarios. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación. Para obtener información detallada sobre las cookies que utilizamos, incluyendo cómo configurar su navegador para rechazarlas, pulse aquí."

restauración

ficha técnica

NARRATIVA ANGLOSAJONA
SALTAR EN LOS CHARCOS
SALTAR EN LOS CHARCOS
(edición digital)
2017
250
978-84-08-17681-7
NARRATIVA CONTEMPORÁNEA
Epublication content package
Español
3,99
(IVA inc)*
  • Ver dispositivos compatibles
  • ¿Es la primera vez que compras un eBook? Clica aquí

DRM o protección anticopia (para saber qué es clique aquí)

No

sinopsis

          Álex es una dibujante de comic que acaba de romper una relación larga y bastante tormentosa. Animada por un amigo, y a pesar de sus reticencias iniciales, decide descargarse una conocida aplicación de citas como ritual de iniciación a esta nueva etapa de su vida.

          Tras dar este paso, y después de años haciendo ?lo correcto?, Álex descubre hasta qué punto ha estado perdiendo su tiempo por culpa del miedo y decide convertir el salto al vacío emocional en una forma de vida.

          El lector podrá acompañar a Álex en sus citas y descubrir la extraordinaria fauna que habita en el universo de las relaciones digitales, así como los efectos de dimensión incalculable que pueden llegar a tener una vez que se trasladan al mundo real.

          Saltar en los charcos es un viaje por los pensamientos y los sentimientos de una persona que se niega a que el sufrimiento pasado marque su futuro, una divertida exposición de confesiones íntimas que muestran sin pudor un enfoque diferente sobre las relaciones humanas en general y la pareja en particular.  



Biografía del autor

Sufrir por no sufrir      Cada vez que abro Facebook me bombardean mensajes que me recuerdan que no estoy aquí para solucionar los problemas de nadie, que no soy la madre de ninguna pareja, que para rarezas ya tengo las mías? Y hay muchas verdades detrás de esas frases, pero también hay mucha incomprensión y mucho egoísmo.      Parece que solo estamos aquí para compartir con los demás las cosas buenas, las fotos de desayunos de fin de semana y pies en la playa. Y yo no creo que sea exactamente así.      Creo que esas frases tienen mucho que ver con ese momento vital en que todo el mundo está de segunda o tercera vuelta en cuestión de relaciones. Espaldas de cuero, madurez como airbag?, nihilismos varios. Todos pretenden dar la sensación de estar por encima de la situación, cuando, en realidad, tienen tanto miedo que se arriesgan a ser infelices el resto de sus vidas solo por evitar volver a hacerse daño.      Como ironiza Zahara en La gracia, «no me abandonarán si me he marchado; no romperán mi corazón si lo he arrancado».      Pero el hecho es que el ser humano sufre más por lo que se imagina que por lo que realmente sucede, así que esa locura que es saltar al vacío aparece como la única opción razonable. Qué paradójico. La alternativa, pasarse el resto de la vida peguntándose a uno mismo qué hubiera pasado, me pone los pelos de punta.     A mí, como a muchos, me han hecho mucho daño. Pero ahora casi doy gracias por ello, porque, en ese proceso, he aprendido a ser sólida y ligera al mismo tiempo. He usado todo el sentido de la libertad que he encontrado en mí para que ni el miedo, ni el orgullo, ni la vergüenza me hagan reprimir lo que siento ni casi casi lo que hago, que de eso ya se ocupa la vida misma. Esto, claro está, me ha traído problemas. Vivimos en un mundo tan políticamente correcto que, en general, la gente ha perdido la capacidad de reaccionar ante la sinceridad.      Y aunque se dice que ya nadie hace grandes cosas por amor, yo he hecho este libro, que en absoluto creo que se pueda definir como algo grande, pero es lo que me ha salido.


*Todos nuestros productos incluyen el IVA, ampliar información


comentarios de los usuarios/usuarias