Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra política de cookies.

restauración

ficha técnica

PSICOANALISIS
CUERPO, AMOR, NOMINACION
CUERPO, AMOR, NOMINACION. LACAN Y MERLEAU-PONTY
2014
216
RÚSTICA
978-950-649-485-8
CASTELLANO

sinopsis

Guy-Félix Duportail quiso continuar la conversación entablada entre Jacques Lacan y Maurice Merleau-Ponty durante el último siglo, pues es justo pensar que ese intercambio amistoso y crítico –en que el psicoanálisis y la fenomenología se entrecruzan– no ha dicho su última palabra. La topología de los nudos de Lacan nos ayuda, en efecto, a captar la estructura espacial del campo de ser originario que Merleau-Ponty buscaba al final de su obra con el nombre de ontología de la carne. A la inversa, gracias a la fenomenología arqueológica de Merleau-Ponty, el psicoanálisis lacaniano se despoja de su dogmatismo matemático para honrar, en última instancia, su pretensión filosófica legítima: contribuir a la razón desde Freud, más allá del eclipse de las Luces.

Así, si la carne es el otro nombre de lo inconsciente, y su esquematización topológica resulta de un rigor que no precisa remedar la exactitud de las ciencias ni prorrogar el mito de la conciencia pura. El presente libro desarrolla estas premisas en tres tiempos. Con el cuerpo de carne, en primer lugar, donde se muestra que el quiasma que une el cuerpo con el mundo es instituido por el anudamiento de los tres movimientos fundamentales de la vida (Patocka), ante todo, el del narcisismo de la percepción. Con el amor, a continuación, donde el sentimiento se da como instituido por el encanto imaginario y cuya metáfora inaugura el cuerpo. El amor no es ni una patología del alma ni una idea confusa, sino una forma de reconocimiento y conocimiento de lo que el otro y nosotros mismos tenemos de desconocidos: nuestro propio ser. Con el Nombre-del-Padre, por último, donde la negación simbólica característica de la función del padre descubre sus raíces en los pliegues arcaicos del Ser sensible, allí donde lo invisible paterno aparece: en la voz o incluso en la música.


*Todos nuestros productos incluyen el IVA, ampliar información


otros libros del autor

comentarios de los usuarios/usuarias