"Esta web utiliza cookies para facilitar la navegación por ella y para realizar análisis de su uso, incluida la elaboración de perfiles de navegación con fines publicitarios. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación. Para obtener información detallada sobre las cookies que utilizamos, incluyendo cómo configurar su navegador para rechazarlas, pulse aquí."

restauración

ficha técnica

PREHISTORIA / Hº ANTIGUA DE ESPAÑA
EL AZABACHE Y SU CULTURA EN LA PENÍNSULA IBÉRICA
EL AZABACHE Y SU CULTURA EN LA PENÍNSULA IBÉRICA. FORMACIÓN, MINERÍA, ESTUDIOS CIENTÍFICOS, PROPIEDADES MÁGICAS, ARTESANÍA Y EL CA
2010
368
RÚSTICA
978-84-9914-581-5
GALLEGO
añadir a favoritos

sinopsis

El sabio romano Plinio (23-79 d C.) dice en Lapidario: La piedra azabache (gagates) toma su nombre de la ciudad y el río Gagas de Licia. Es negra, lisa, porosa, ligera, frágil. Quemada exhala un olor desagradable y calentándola atrae, como el succinio [ámbar] a los cuerpos que la tocan. Al arder, sus humos hacen huir a las serpientes y desaparecer la histeria. Esos humos hacen descubrir la epilepsia y la virginidad. Cocida en vino, cura los dolores de muelas y, mezclada con cera, las escrófulas. Los magos en la sesión llamada axinomancia la utilizan y afirman que no quema totalmente si lo que se desea se va a cumplir. Estas virtudes del azabache, recogidas por Plinio, han sido copiadas a lo largo de quince siglos por sabios y estudiosos de diferentes culturas y religiones: escritores romanos, Santos Padres, médicos famosos, estudiosos de la naturaleza, etc. Pero, ¿de dónde nacen estas asombrosas propiedades?


*Todos nuestros productos incluyen el IVA, ampliar información


comentarios de los usuarios/usuarias