alt text
Afegir a favorits

LA MUERTE COMO EFECTO SECUNDARIO

SHUA, ANA MARÍA

IVA inclòs

Per a la seva comoditat, pot sol·licitar la recollida d'aquest exemplar en qualsevol de les nostres botigues físiques. La informació sobre disponibilitat en l'e-commerce no implica l'existència de estoc físic en botiga.

Per a consultar el estoc en botiga física pot contactar amb qualsevol de les nostres botigues.

Estat: Disponible per a compra en línia

DetallsCONSONNI
2021
228 pàgines
Format: Rústica
ISBN: 9788416205707
Idioma: CASTELLANOMatèria: Narrativa llatinoamericana
DescripcióUna de las 100 mejores novelas publicadas en español en los últimos 25 años según el IV Congreso Internacional de la Lengua (Colombi a, 2007). Novela situada en un futuro inquietantemente próximo en el que se acentúan características reconocibles: la falta de traba jo, el aumento de la violencia, un Estado que ha perdido su poder, un patriarcado agonizante que se niega a ceder su hegemonía y una sociedad del espectáculo dispuesta a retratar cualquier momento escabroso. La muerte como efecto secundario transcurre en un Buenos Aires caótico que ya no se puede caminar, dividido en «barrios cerrados», donde la gente rica se protege, y «barrios tomados», que la marginalidad hace inhabitables. Cuando se publicó por primera vez en 1997, esta novela obtuvo el Premio Ciudad de Buenos Aires y el Premio Sigfrido Radaelli otorgado por el Club de los Trece. Sin dulcificaciones, la historia se centra, por una parte, en la r elación de Ernesto Kollody, con su examante a la que escribe un conjunto de cartas que estructuran la narración/ y por otra, en la d ependencia hacia su padre con quien mantiene un vínculo de amo-esclavo: un viejo sin escrúpulos que ruega a su hijo que lo salve de su destino. En ese contexto, las Casas de Recuperación, forma políticamente correcta de referirse a los asilos, donde se recluye obl igatoriamente a los ancianos enfermos, son un lugar opaco, restringido, silenciado. Esta novela, escrita tantos años antes, anticipó la salvaje actualidad de muchas residencias de ancianos, privatizadas y mal gestionadas. Ninguna fantasía, nada más que una contemp lación sin adornos de lo que podría ser nuestro futuro si no hacemos nada para evitarlo.

TEMES