"Esta web utiliza cookies para facilitar la navegación por ella y para realizar análisis de su uso, incluida la elaboración de perfiles de navegación con fines publicitarios. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación. Para obtener información detallada sobre las cookies que utilizamos, incluyendo cómo configurar su navegador para rechazarlas, pulse aquí."

restauración

ficha técnica

NARRATIVA ANGLOSAJONA
ADIÓS VATICANO, ADIÓS
ADIÓS VATICANO, ADIÓS
(edición digital)
2013
296
978-84-9949-307-7
Epublication content package
Español
7,00
(IVA inc)*
  • comprar ahora

    tu libro al instante

  • Ver dispositivos compatibles
  • ¿Es la primera vez que compras un eBook? Clica aquí

Permisos sobre el eBook

Copiar/pegar: Prohibido.
Imprimible: Prohibido.

DRM o protección anticopia (para saber qué es clique aquí)

Si

sinopsis

Una vez leído Adiós Vaticano, adiós, te invito a realizar un viaje imaginativo, fantástico y sorprendente por sus elucubraciones. Supongamos que Jesús de Nazaret vuelve a la tierra- no lo va a hacer- salvo que como hombre sea capaz de tropezar en la misma piedra dos veces. Ya lo tenemos entre nosotros. ¿Volverá a ser condenado a muerte? Como ya me hallo en la etapa otoñal de mi vida, me vas a permitir, querido lector, que sea yo quien trace el itinerario del viaje. Por las páginas del libro desfilan diversos personajes. ¿Quién o quienes de ellos lo condenarán a muerte? Tú, ¿quién crees que será? * ¿Juan, el labriego, el representante del mundo trabajador? * ¿Sofía, filósofa del tiempo, o sea, los intelectuales? * ¿Anacleto, ateo, gracias a Dios? * ¿Los jóvenes María Jesús y Bernardo que viven en pareja? * ¿Lucía, madre soltera? * ¿María Magdalena, divorciada, y/o Teótimo, célibe a la fuerza ? * ¿Martín, ciudadano del mundo. Luterano? Al amanecer, todos los sumos sacerdotes y los senadores del pueblo hicieron un plan para condenar a muerte a Jesús? (Mt. 27,1-2). Los sumos sacerdotes, es posible amigo lector, que convengas conmigo hoy son los representantes de la Iglesia Jerárquica. O sea, El Vaticano. Amigo Resucitado, por favor, no te des una vuelta por este mundo, y menos por El Vaticano. Puedes correr, nuevamente, peligro de ser condenado a muerte.


*Todos nuestros productos incluyen el IVA, ampliar información


comentarios de los usuarios/usuarias