"Esta web utiliza cookies para facilitar la navegación por ella y para realizar análisis de su uso, incluida la elaboración de perfiles de navegación con fines publicitarios. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación. Para obtener información detallada sobre las cookies que utilizamos, incluyendo cómo configurar su navegador para rechazarlas, pulse aquí."

restauración

ficha técnica

NARRATIVA ANGLOSAJONA
LA RUMBA
LA RUMBA
(edición digital)
2018
978-607-31-6875-5
PENGUIN CLÁSICOS
Epublication content package
Español
7,99
(IVA inc)*
  • Ver dispositivos compatibles
  • ¿Es la primera vez que compras un eBook? Clica aquí

Permisos sobre el eBook

Imprimible: Prohibido.
Copiar/pegar: Prohibido.
Compartir: 6 dispositivos permitidos.

DRM o protección anticopia (para saber qué es clique aquí)

Si

sinopsis

"Remedios... has conseguido tu deseo... tu nombre ha recorrido el espacio que separa a la mesa de un gacetillero de ese monstruo que te fascinaba: la sociedad."

Pese al virtual desaire que Ángel de Campo, Micrós, hizo a su Rumba -pues en vida, el autor jamás la vio en forma de libro a pesar del éxito inusitado del que gozó-, quiso el azar que su obra venciera el abandono.

Las Rumbas -el personaje femenino y el barrio- son protagonistas de una historia que habla lo mismo de la ciudad que de sus habitantes, tan admonitoria como excéntrica, tan común como novedosa, tan real como ficticia, tan naturalista como romántica, tan compasiva como irónica, tan ambigua, tan porfiriana.

Temas como el sitio de la mujer en la sociedad, la prensa amarillista, la justicia, la miseria y la ignorancia son centrales para este texto que exhibe el espanto ante la inquietante llegada de la modernidad, yrepresenta el último aliento de la literatura alojada en las páginas de la prensa industrial. La Rumba se edita aquí a partir de la versión aparecida por entregas en El Nacional entre 1890 y 1891.

Edición y cronología de YLIANA RODRÍGUEZ GONZÁLEZ ÁNGEL

Biografía del autor

Ángel de Campo (Ciudad de México 1868-1908) estudió en la Escuela Nacional Preparatoria, donde conoció al maestro Ignacio Manuel Altamirano (de quien se dice que fue su último discípulo); allí, trabó amistad con escritores como Luis González Obregón, Luis G. Urbina, Victoriano Salado Álvarez y Federico Gamboa. Quiso seguir la carrera de medicina, pero la necesidad lo obligó a abandonarla para desempeñarse como funcionario de la Secretaría de Hacienda, profesor de literatura en la Escuela Nacional Preparatoria y periodista. Colaboró, incansablemente, en la mayor parte de los impresos periódicos que se publicaban en la capital (El Liceo Mexicano, El Mundo Ilustrado, El Nacional, El Universal, El Imparcial, y Revista Azul, entre muchos otros), a los que entregó su vasta y riquísima obra cronística. No es una exageración decir que en su corta vida literaria de Campo habló, en variados registros, de todos los temas fundamentales de finales del siglo XIX mexicano.


*Todos nuestros productos incluyen el IVA, ampliar información


comentarios de los usuarios/usuarias