"Esta web utiliza cookies para facilitar la navegación por ella y para realizar análisis de su uso, incluida la elaboración de perfiles de navegación con fines publicitarios. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación. Para obtener información detallada sobre las cookies que utilizamos, incluyendo cómo configurar su navegador para rechazarlas, pulse aquí."

restauración

ficha técnica

PLAN DE SEXUALIDAD RESPONSABLE PARA PERSONAS CON DISCAPACIDAD INTELECTUAL
PLAN DE SEXUALIDAD RESPONSABLE PARA PERSONAS CON DISCAPACIDAD INTELECTUAL. EL RESPETO HACIA UNO MISMO Y HACIA LOS DEMÁS EN LAS RELACIONES PERSONALES
(edición digital)
2018
193
978-84-16466-02-3
Epublication content package
Español
25,00
(IVA inc)*
  • comprar ahora

    tu libro al instante

  • Ver dispositivos compatibles
  • ¿Es la primera vez que compras un eBook? Clica aquí

Permisos sobre el eBook

Copiar/pegar: Prohibido.
Imprimible: Permitido.

DRM o protección anticopia (para saber qué es clique aquí)

Si

sinopsis

La salud sexual, la seguridad en las relaciones y una vida social e íntima plena y significativa son derechos reconocidos para las personas con discapacidad, incorporados en la Convención de los Derechos de las personas con discapacidad. En particular, los Estados Partes están obligados a asegurar que todos los derechos de las personas con discapacidad se mantengan en todos los asuntos relacionados con el matrimonio, la familia, la paternidad y las relaciones de pareja y que se les aseguren los estándares más elevados de salud, sin discriminación, incluida la salud sexual y reproductiva (Organización de las Naciones Unidas, 2006). Si bien, existe una conciencia creciente acerca de estos derechos, se ha logrado un progreso muy limitado en el apoyo a estas personas para crear y mantener relaciones íntimas y personales (Karellou, 2017). Las personas con discapacidad intelectual tienen una información muy limitada sobre la manera de comportarse sexualmente y sus modelos presentan importantes sesgos (Aylott, 1999; Cuskelly y Gilmore, 2007; McConkey y Ryan, 2001 y Yool, Langdon y Garner, 2003). Una gran cantidad de ellos aprenden los roles sexuales a través de la pornografía. Sin embargo, la presencia de conductas sexualmente inapropiadas se interpreta como problemas y no como la expresión de una necesidad, de información, de contacto o de relación sexual, no satisfecha (Noonan y Gómez, 2011). Si bien el tema de las relaciones sexuales supone una gran preocupación para profesionales y padres (Cuskelly y Bryde, 2004) y las actuaciones que se ponen en marcha persiguen proteger a las personas con discapacidad intelectual de abusos, de enfermedades de trasmisión sexual o de embarazos, es cierto que se les está negando un derecho, un deseo y una necesidad que sienten al igual que las personas sin discapacidad. A esta preocupación se une que no existen acuerdos ni directrices claras sobre las relaciones sexuales de esta población. También son muy escasos los programas preventivos o de intervención que trabajen sobre aspectos más allá de los programas sobre sexualidad basados en una perspectiva biológica y médica. En dichos programas se enseñan aspectos como la denominación de los aparatos genitales femenino y masculino, la utilización de preservativos y otros métodos anti-conceptivos y las enfermedades de trasmisión sexual (Rojas, Haya y Lázaro-Visa, 2014; Löfgren-Mårtenson, 2011). Aunque estos programas son muy necesarios, no son suficientes. Salvo escasas excepciones, existe una gran carencia de programas que vayan más allá de estos aspectos funcionales y trabajen otros conceptos que sirvan para prevenir el abuso en esta población (Chivers y Mathieson, 2000; Frawley, 2016; Gardiner y Braddon, 2009). Así pues y a partir de las premisas de los autores previamente indicados, en este programa acentuamos la importancia de garantizar, en toda relación sexual, el cumplimiento de los criterios señalados y que son desarrollados en mayor profundidad a lo largo de estas páginas.


*Todos nuestros productos incluyen el IVA, ampliar información


comentarios de los usuarios/usuarias