May 7, 2019

Flaubert

Flaubert

El 8 de mayo se conmemora el fallecimiento de Gustave Flaubert. No se nos ocurre mejor homenaje que recuperar aquí el texto de la contracubierta de la nueva edición de El loro de Flaubert de Julian Barnes, en traducción de Antonio Mauri, que Anagrama acaba de publicar. Es la obra que Laie ha elegido para contribuir a la colección Compactos 50, que recoge títulos memorables publicados por la editorial de Jorge Herralde.

Si nos preguntaran en la librería cuál es el mejor título para comenzar a leer a Julian Barnes, sin duda responderíamos que El loro de Flaubert. Aunque Barnes es un autor que ha ido creciendo literariamente con el paso de los años, esta su tercera novela contiene ya los ingredientes más destacados de su estilo. El protagonista, un médico viudo llamado Geoffrey Braithwaite, ha leído la obra completa de su autor favorito, Gustave Flaubert, y también la bibliografía escrita sobre él. Solo le queda, pues, conocer el entorno del escritor de Madame Bovary e indagar así, directamente, en su proceso de creación, en su vida amorosa... y en el loro que da título a la novela. El viaje de Braithwaite es entonces tam­bién nuestro viaje a lo que ha dado en llamarse metaliteratura, en cuya tradición cabe situar a Cervantes, Borges o Italo Calvino. Una apuesta literaria que otorga a la ficción ese tinte de ensayo tan barnesiano.
Desde que apareció en 1986, El loro de Flaubert es un libro de fondo que no puede faltar en ninguna sección de narrativa, una obra que puede hacer feliz a cualquier amante de la literatura, tanto si lo que pretende es pasar un rato ameno como si disfruta diseccionando los mecanismos de la narración.
Julian Barnes: El loro de FlaubertLa lustración de la cubierta es de Rocío Montoya