alt text
Añadir a favoritos

EL CORAZÓN

FRIDA KAHLO EN PARÍS
PETITJEAN, MARC

IVA incluido

Para su comodidad, puede solicitar la recogida de este ejemplar en cualquiera de nuestras tiendas físicas. La información sobre disponibilidad en el e-commerce no implica la existencia de estoc físico en tienda.

Para consultar el estoc en tienda física puede contactar con cualquiera de nuestras tiendas.

Estado: Disponible para compra online

DetallesCIRCE EDICIONES, S.A.
2019
184 Páginas
Formato: Rústica
ISBN: 9788477653165
Idioma: CASTELLANOMateria: Estudios y escritos de artistas
DescripciónEnero de 1939. Frida Kahlo llega a París. André Breton, deslumbrado por sus primeros cuadros, la ha calificado de surrealista y le h a prometido montarle una exposición. La breve estancia de la pintora en la capital francesa sirve para que conozca y critique feroz mente los círculos artísticos de la ciudad. Enero de 1939. Frida Kahlo llega a París. André Breton, deslumbrado por sus primeros cuadros, la ha calificado de surrealist ay le h a prometido montarle una exposición. La breve estancia de la pintora en la capital francesa sirve para que conozca -y critique feroz mente- los círculos artísticos de la ciudad. También, para exponer en una galería y para que Picasso reconozca su talento único y es criba a Diego Rivera: Ni tú ni Derain ni yo somos capaces de pintar una cara como las que pinta Frida Kahlo de Rivera. Corren tiempo s difíciles, la guerra civil española se desangra en refugiados que intentan cobijarse en Francia, y en esas semanas, asimismo, Frid a ayuda a la causa. Durante su estancia en París es acompañada por Michel Petitjean, el enlace con la galería, al que regala como de spedida uno de sus cuadros: El Corazón. La obra ocupa un lugar de honor en casa del joven, que siempre recordará con admiración a la artista. Años después Marc Petitjean, hijo de Michel, recibe una inesperada noticia sobre su padre y decide investigar esas vibrant es semanas con Frida Kahlo. Aquella que en su día asegurara a Breton, el Papa del Surrealismo: Yo no pinto mis sueños, sino mi propi a realidad.

TEMAS