11 de diciembre de 2019

Historias de regalos

Historias de regalos

Los regalos son más que simples regalos; si recibes uno de los Reyes Magos es porque te has portado bien, ¿verdad? En este caso, sería la recompensa a cambio de un 'sacrificio' (hacer los deberes o recoger regularmente la habitación). Sacrificio, reconocimiento, favor, hospitalidad, celebración... para comprender qué significa un regalo en un lugar y en un tiempo concretos hay que conocer el sistema de valores en el que se inserta.

Los reyes magosMarcel Mauss fue el primero en estudiar el regalo desde el punto de vista antropológico. El Ensayo sobre el don (Katz Editores, 2010) es de 1924 y, por lo tanto, no contempla la extraordinaria proliferación de ocasiones para regalar que vivimos ahora. A los cumpleaños o las bodas hay que añadir también el día de la madre, del padre o de San Valentín, hasta llegar a modas recientes como el amigo invisible, a menudo ligada a otra moda igualmente enigmática: las cenas de empresa.

Amigo invisibleComo ocurre con Todos los Santos y Halloween, la invasión de costumbres globalizadas todavía complica más la cosa: en Navidad tenemos el Tió, los Reyes Magos, Santa Claus... y el amigo invisible...Por eso en Navidad es especialmente complicado elegir regalos; incluyendo el amigo invisible, claro. A la desazón de acertar o no, se añade la presión de un subgénero de regalos tristemente célebre: el 'pongo'.

Si un regalo es siempre más que el objeto dado, los regalos en la literatura amplifican su sentido de manera extraordinaria: la camisa que Carmesina regala a Tirant, el árbol de los regalos de Matar a un ruiseñor o el reloj del abuelo a El ruido y la furia. Hay regalos que ya son bastante 'amplificados' por sí mismos, como la Estatua de la Libertad que Francia regaló a EE.UU. o el Taj Mahal o los jardines de Babilonia... Hay regalos míticos, sin embargo, que nos alertan de que hay que tener cuidado a la hora de aceptarlos: el caballo de Troya o la caja de Pandora son ejemplos célebres de regalo envenenado ... desde el punto de vista de quien lo recibe, claro.

Caballo de TroyaSi el regalo viene de Laie, en cambio, ¡seguro que es de confianza!

Autor: Laie

Comparte

Anterior

Siguiente

Destacados

Destacados

Destacados

Destacados

icono Posts del magazine relacionados