27 de febrero de 2019

Laie acoge un acto de homenaje a Claudio López de Lamadrid

Laie acoge un acto de homenaje a Claudio López de Lamadrid
Ayer se celebró en Laie Pau Claris un acto conmemorativo del reconocido editor, fallecido el pasado mes de enero de manera repentina. Fue organizado por la Asociación Colegial de Escritores de Cataluña y contó con el apoyo de la familia del editor.
David Castillo, presidente de ACEC, fue el encargado de abrir el acto que reunió numerosas personalidades del mundo de la edición, compañeros de Penguin Random House, escritores y periodistas. Castillo identificó a Claudio López con una concepción romántica del editor, el gusto por el libro bien hecho y un compromiso con la literatura de calidad, más allá de lo que marca el mercado.
Por su parte, Anna Maria Iglesia, responsable de prensa de ACEC y conductora del acto, describió a Claudio López como maestro de lecturas.
Otra de las participantes fue la agente literaria Mónica Carmona, que trabajó como editora con Claudio López durante 15 años y desgranó, con mucho afecto, las varias caras de la poliédrica personalidad del reconocido editor: generoso, inteligente, impaciente, visionario, chismoso, bondadoso y un largo etcétera. Para Carmona, Claudio López contribuyó a la modernidad en el mundo de la edición española y hispanoamericana.
La relación del editor con los escritores que representaba fue relatada por Rodrigo Fresán y Laura Fernández. Para Fresán, Claudio López era un editor inspirador y fue una pieza clave en su vida profesional. Laura Fernández lo describió como un padre y un gran apoyo a la hora de ser capaz de terminar sus novelas. Explicó que cuando no le gustaba algo era muy implacable pero, al mismo tiempo, era alguien que transmitía mucho afecto.
Todos los participantes al acto coincidieron en destacar el papel del editor en el panorama editorial español pero también su valía personal. No podemos dejar de agradecer el valioso legado que nos deja.
Foto: Marta Calvo